Para ganar más, ¿hay que hacer más o menos?

Categorías Uncategorized

 Lograr más haciendo menos

Empezar algo suele ser complicado. Pero aún más es terminarlo. El éxito no viene sólo por comenzar, sino más bien por cómo se finaliza. Ya sea un proyecto personal o un negocio.

Por lo mismo, es fundamental que las compañías puedan discriminar qué es lo realmente importante y donde deben focalizar sus energías. Es más fácil añadir más tareas que concentrarse y ganar experiencia en una sola cosa.  Las decisiones más difíciles de tomar son las que conciernen a que tareas o actividades dejar de lado. Esto responde a un principio básico pero olvidable en esta sociedad: “cuantas más cosas se hacen al mismo tiempo, más tiempo se demorará en finalizarlas y menos energía se destinará”.

Para llevar a cabo esto, es indispensable poder definir cuáles son las prioridades, ser disciplinado y constante con ellas y principalmente, aprender a discernir si lo que muchas veces nos parece urgente, nos conduce al lugar deseado.

Hacer menos no significa trabajar menos. Significa concentrarse en lo realmente importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *