Dinámicas Grupales: 6 Razones que Explican Porque Cooperar es Mejor que Competir

Categorías Recursos Humanos

Muchas veces las compañías, intentando desarrollar lazos entre los miembros del equipo, propician dinámicas grupales que, en lugar de lograr lo anterior, generan aspereza. Y por lo general esto ocurre cuando se priorizan instancias competitivas antes que cooperativas.

Esto es sumamente paradójico, dado que las compañías quieren que sus empleados trabajen mejor en equipo y que aprendan a cooperar entre sí. De modo que, no es lógico propiciar actividades que generen competencia interna. Sin embargo, lo anterior no impide que se cree un equipo altamente competitivo.

Hay una serie de causas que explican los motivos por los cuales no es aconsejable generar dinámicas competitivas dentro de un equipo:

1- La competencia no fomenta una experiencia exitosa

Alguien dijo una vez que «ganar es una casualidad, dado que sólo uno lo hace»; de modo que, a todos aquellos que no lo hagan, les quedará la sensación de que podrían haberlo hecho mejor.

2- La competencia saca lo peor de las personas

¿Alguna vez jugaron Monopoly con amigos?

3- La gente aprende menos cuando está compitiendo 

Cuando uno está enfocado en ganar, poco importa todo lo demás.

 

Ahora bien, más allá de dejar en claro los motivos que explican porque este tipo de dinámicas no son fructíferas, a continuación una lista de 3 aspectos que las dinámicas grupales deberían poseer.

1- La dinámica debe tener objetivos comunes para todos los participantes

2- Premiar a los que cumplen los objetivos de manera colaborativa

3- Destinar el mismo tiempo a la reflexión común que a la misma actividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *