¿Qué tienen en común el casting de actores con el Headhunting?

Categorías Headhunting

Más que seguramente, incluso aquellos que no sean tan aficionados al cine, guardarán en su recuerdo alguna escena de Marlon Brando en el Padrino, Al Pacino en Scarface, Johnny Deep en Piratas del Caribe, Jim Carrey en Ace Ventura o el último Guasón de Heath Ledger.

Tales actores y muchos otros más, quedaron en la memoria colectiva debido a su gran desempeño. Lo que nos conduce a pensar que sin ellos, naturalmente la película no hubiera sido la misma. ¿O acaso alguien podría imaginarse a otro Padrino?

Las películas se sostienen en sus interpretaciones; ya que al fin y al cabo, son ellos los que materializan un guión abstracto.

Y lo mismo ocurre en las organizaciones.

Una empresa podría tener la mejor estrategia jamás diseñada y objetivos claramente medibles; pero si esto no va acompañado de una estructura humana acorde, jamás logrará una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

Por lo mismo, el éxito de una organización será proporcional a su capacidad de elegir los mejores intérpretes para su propio guión. Y es por ello que el proceso de reclutamiento y selección, debería ser considerado como un pilar estratégico en cada empresa.

Para esto, hay que saber distinguir lo superfluo de lo importante. Del mismo modo en que un director de casting no debería dejarse llevar por la apariencia física del candidato, el reclutador tampoco debería escoger a alguien por sus estudios o experiencia, sino más bien por su potencial de ser un ente transformador dentro del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *